domingo, 12 de mayo de 2013

FUTURE AND THE CITY: HONG KONG


El destino final de todo el embrollo de vuelos, tránsitos, trenes y más vuelos era Phillipines, pero el vuelo  fue Lima - Hong Kong, con escala en NY, así que antes de llegar a los paraísos finos filipinos decidimos pasar unos días en la perfección vestida de ciudad, Hong Kong.



Hong Kong es un conjunto de islas, un gran grupo de cosas bien hechas en una ciudad top, absolutamente diferente a todo lo que conocíamos porque aún no hemos estado allí en el tiempo: es el Futuro. Hong Kong es lo mejor de China y lo mejor de occidente unidos tan astutamente que la pantalla del Tetris queda limpia con cada nueva pieza. Hong Kong es un ejército de chinos que ven la vida a través de la pantalla de su móvil, centros comerciales en los que comprarías todo y mercadillos en los que ni te atreverías a probar una sola sustancia de las que se venden, pero también es comida increíble a precio de Asia y un sinfín de rascacielos que te invitan a estudiar arquitectura, una ciudad vertical.






Lo primero que hicimos fue agenciarnos una Octopus card, tarjetita recargable para no ir con calderilla, que te permite hacerlo TODO, con la comodidad que eso conlleva. Metro, bus, tren, teleférico, tranvía, ferrys, compras, café, copa y puro, ta tó pagao con la Octopus.

En muchos puestos callejeros venden camisetas en las que pone "yo también me perdí en Hong Kong". Pues nosotros unas diez veces, cada día y en cada barrio. Pero la culpa nunca es de HK, porque está todo perfectamente pensado e indicado, sólo hace falta entender la dinámica de la ciudad, cosa que te lleva unos 3 o 4 días, justo el tiempo que estuvimos allí.






Nos alojamos en Causeway Bay, zona wapa y poco turística. Llegamos tarde por la noche y vimos que aquello iba en serio. Todos los inmensos centros y tiendas abiertos, gente haciendo rigurosamente cola a la una de la mañana en los probadores (naturalmente, quien no ha necesitado un bikini a medianoche?) y aire acondicionado como para matar de pulmonía a veinte esquimales, en serio, están zumbaos con esto. A nosotros estos horarios nos vienen de lujo, porque como buenos españoles, no somos capaces de acostumbranos a cenar prontito y tenemos que ir siempre corriendo antes de que nos cierren los sitios. En Hong Kong nunca llegas tarde, aunque tengas que esperar a Pedri.




Por si ocupar todos los locales a pie de calle para uso comercial fuera poco, usan todas las plantas del edificio para poner cines, peluquerías y restaurantes. A esto último no le acabamos de pillar el truco... Entras en un edificio, saludas al portero, subes 14 pisos, llegas a la planta y la puerta del ascensor se abre dentro del comedor mismo, acompañado de unas campanitas y unas luces que te iluminan en plan lluvia de estrellas. Pides el menú y hasta aquí bien, pero puede que sea demasiado caro para ti o que te parezca incomible lo que tiene... bueno pues tienes que dar efusivamente las gracias, retroceder tímidamente mientras haces reverencias (no se a cuento de qué, pero te salen) y apretar incansablemente el botón del ascensor mientras sostienes la mirada de todos los ocupantes del comedor en tu nuca, y otra vez con las puñeteras campanillas te llevas tu hambre y tu orgullo abajo del todo.



En los días que disfrutamos HK fuimos saltando arbitrariamente entre occidente y oriente. En occidente fuimos hormiguitas entre los rascacielos de la city y nos perdimos cientos de veces entre los lujosos centros comerciales que hay en las primeras plantas de cada edificio. Como es prácticamente imposible cruzar la calle, ya que la planta baja de la ciudad está pensada para el tráfico, los peatones tienen que moverse por  pasarelas acristaladas en altura que intercomunican entre sí los incontables rascacielos, lo que da una cuarta dimensión a la ciudad. Cuando estás en ellos, instintivamente levantas la cabeza buscando coches que sobrevuelen tu cabeza, vamos que nos faltaban la ristra de chorizos, la boina y la bota de vino.






No muy lejos de los rascacielos saltas a la China en estado puro, los Dry Fish Markets, con miles de alimentos con mala pinta y peor olor. Bueno, alimentos para ellos, que nosotros seguimos una extricta dieta mediterránea a base de huevos fritos y panceta, que excluye únicamente por su perfil lipídico la brochetas de lagartos, los piscolabis de gusanos, babosa-burguers y las aletas de tiburón que se vendían por sacos... pensaba que era ilegal, joder, pero estábamos en oriente.






Y allí mismo encontramos templos donde el incienso es por demás, que te descuidas mirando un poquillo y entran tres chinas marujonas a rezar agitando un manojo de incienso y te crees morir ahogado alli mismo. Sales asfixiado pensando lo típico de "Ay que malito estoy, llevadme a un bar" y tienes suerte, porque puerta con puerta están restaurantes y bares del máximo nivel del soho. Está todo pensado en Hong Kong.





Es una sensación muy, muy agradable pasear por los cuidadísimos parques y encontrar museos y exposiciones espectaculares, gratis y otra vez perfectos. En realidad, nosotros solo vamos a los estrictamente necesarios, pero aquí eran divertidos y muy interactivos, como uno sobre el vino donde evocamos todos esos aromas que a día de hoy tanto echamos en falta; por cierto, mejor que cualquier otro museo del vino que hayamos estado. Tenia que ser en Hong Kong, manda huevos.




Además en todos los lugares públicos cada manecilla de cada puerta es desinfectada 6 veces al día (entre esto y las mascarillas a lo Michael Jackson, se entiende que algo paranoicos son). Nos divertíamos pensando cómo sería España si las administraciones se hubieran gestionado con una décima parte del rigor y criterio que en HK. Pero nos divertimos mucho más jugando con las figuras de cómic expuestas en la calle!





El último día, con vuelo hacia Filipinas por la noche, aprovechamos para visitar la isla de Lantau, donde está el gran Buda y un pueblecito de pescadores muy chinauténtico. Gracias a la perfección del sistema de autobuses pudimos recorrer toda la isla tranquilamente tomando unos 8 transportes y un tiempo de espera total acumulado de unos 2,5 minutos. Acojona, ehhh! 



Llegamos al monasterio de Po Lin y tras buscar un rato infructuosamente la senda para ir hacia el Gran Buda, ya cansados preguntamos al primero que pasaba. "Éstos empanaos de dónde salen, copón, siempre me toca el tontaco" debió pensar el buen hombre, porque si se llama GRAN Buda es por algo... levantamos un poco la cabeza y allí mismo estaba, enorme y tranquilo, incluso creo que riéndose de nosotros cuando no mirábamos. A nuestro favor hay que decir que había cierta niebla cuando llegamos, aunque se disipó nada más empezar a subir los 269 escalones que llevaban a sus pies.






Nos despedimos con las mismas reverencias que escalones y en un abrir y cerrar de ojos estábamos por fin en el avión HK - PARAÍSO. Con todas las letras. Aunque llegar a él no fue nada fácil, Hong Kong y su perfección quedaban ya muy lejos...





By Didi & Pedri


P.D: El vuelo Lima- NY - HK estuvo repleto de sueños, sorpresas, perfecciones y alegrías. La mayor de todas, sin duda alguna, nos la dió nuestra amiga Noelia, de Boltaña... ¡¡Baby coming!! Felicidades wapixima, dentro de unos meses regalazooo para todos! Y gracias por dejarnos dar la noticia desde aquí! Besos a los tres!




12 comentarios:

  1. ¡Muy buena entrada! Cuando lleguéis por aquí, todos esos "olores a pescado seco" y "brochetas de escorpión" ya serán pan comido, jeje. Pero no os preocupéis, algo encontraremos que os sorprenda.
    ¡Y enhorabuena Noe!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GON!! Creo que lo difícil será no sorprendernos.. hemos estado mirando un montón de cosas de Thai y estamos como locos por llegar a tu verita!! Cuando empiezas el rodaje? Quizás coincidimos un par de días en KL por tema vuelos. Pero septiembre está totalmente marcado en el calendario!

      Eliminar
  2. Como siempre, espectacular chicos a seguir disfrutando y compartiendo…

    Enhorabuena Noe, lo celebramos en la boda sin chupitos..jjejej

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tío Robeeeer!! Celebrar algo sin chupitos estando el Gambón cerca creo que es imposible... Por cierto, muy waapo Asia, no es tu querida Argentina pero casi!! jeje, un abrazoo!

      Eliminar
  3. Vanessa Carnicero Noguerol9 de junio de 2013, 0:50

    Simplemente genial!!!! A seguir disfrutando y descubriendo
    X cierto!!! Enhorabuena Noe, un beso guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Vane!! es genial que nos podáis seguir desde tan tan lejos!! Un besazo muy grande a toda la family!!

      Eliminar
  4. Muuuuchas gracias por compartirlo con todos desde taaan lejos y por recibir la noticia con taanta ilusión!
    Os sigo en cada publicación y ahí seguiremos! Un besazo y abrazo de los gordossss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, un placer baby! Fue un sorpresón para nosotros, muy divertido explicarlo por aquí! Un besazo Noe, a seguir en tu viaje!

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Jojojojo, qué grande eres Björk!! Ya has visto que le tuve que explicar a Bruce Lee quién mandaba, no? jeje, un super abrazoo, gracias por leernos!!

      Eliminar
  6. Gracias a vosotros, Didi y Pedro, estamos alucinando con las cosas tan bonitas que estáis viendo y que con tanto cariño y dedicación compartis con nosotros, no me extraña que no tuvierais palabras para describir esas playas.....las fotos son ideales y ayudan a la imaginación y comprensión . Hk, también alucinantemente bonita y caótica aunque parece que nos dan mil vueltas en organización, creo que los orientales son muy trabajadores y sacrificados, nada que ver con nosotros..... bueno un besazo de toda la familia y hasta pronto, esperamos ansiosamente vuestras noticias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola !! las fotos son un poquillo chusta xq se nos estropeo la cámara, pero ya tenemos una nueva adquisicíon para que lo podáis ver aun mejor. Me alegro de que aun así os hagáis una idea!! muchos besitos a todos y gracias por leernos!!!

      Eliminar