domingo, 22 de septiembre de 2013

LAS DÉCADAS PRODIGIOSAS



Llegaba Juanmi, refuerzo deluxe para La Volteretta, y llegaba justo el 22 de septiembre, mi cumple (Pedri)! Antes del día D estuvimos un par de días en Bangkok, pero no tuvimos mucho tiempo para echar de menos Koh Lipe porque los dos días que volvimos a casa de Gonzalo volvieron a pasar volando. Volvíamos a sentirnos como en casa, paseamos, y le dimos toda su merecida autoridad a Gon para decidir la película de la sesión golfa. Entre que él es un erudito del cine oriental y nosotros un público agradecido, fue un éxito total. Film Japonés: Confesiones, espectacular.




Juanmi, mi hermano (Didi), venía a viajar con nosotros finalmente después de pasarse el verano intentando terminar su proyecto final de carrera. Al principio él no lo tenía muy claro, se hacía el remolón pese a las mil y una increíbles anécdotas que yo podía contarle, que si tienes que ver esto Juanmi, que es una vez en la vida, que no dejes pasar este tren (puedo ser muy persistente, incluso diría pesada, si no de qué iba a estar yo por estos lares). Después de muchas excusas y cuando ya lo daba por perdido llegó una noche madrileña, unas historias viajeras y un par de gin tonics, tras los cuales siempre se toman las mejores decisiones. A la mañana siguiente en la pantalla de mi móvil, una sola frase que me alegró el día : "No sé cómo, pero voy, seguro". Y ese es el poder de las historias bien contadas acerca de tierras extrañas y desconocidas, historias que te hacen soñar y te sacuden la mente, o por lo menos a mi me producen un no-sé-qué-qué-sé-yo, que me hacen entrecerrar los ojos y pensar que quizá algún día también yo conoceré el aire que se respira por allí.




La mañana del 22 llegó muy prontito Juanmi, cargado de regalitos para Pedri por ser un chico excelente, pero también para Didi que fue agasajada con un montón de cosas entres ellas la supercamiseta de la volteretta!! (Gracias Martita!! me encanta...como mola tener merchandising!!)




Después de jugar con nuestros juguetes nuevos, conseguimos sacar la cabeza de la mochila de Juanmi donde buscábamos más y más tesoros y nos fuimos al mejor lugar que uno pueda pensar para pasar el duro jet lag: el mercado al aire libre más grande del mundo: Chatuchak. 15000 puestos de todo lo que se te pueda pasar por la cabeza y una brisilla de 40ºC pasando entre todos ellos. La verdad que ahora que lo pienso no estuvimos muy finos en la elección del lugar y por tener muchas ganas de enseñarle todo aquello casí lo matamos... Él era el encargado de hacer las fotos de la jornada y sólo atinó a hacer una antes de perder la consciencia parcialmente y dejar que lo guiáramos a una merecida siesta. Mis sinceras disculpas ;-p




Y llegó la tarde y la celebración de mi cumple con Gon, Didi y Juanmi, en casa Gon, que se había convertido otra vez en el cuartel general de la volteretta. En mis cumpleaños (Pedri) siempre, absolutamente siempre me sorprenden unos ataques de melancolía terribles, donde el pasado parecía infinitamente mejor que el futuro y sientes los días escapando como granos de arena de tu propio puño cerrado. Y cuanto más cierras el puño más burlonamente se escapan los días, los años al fin y al cabo. He celebrado todos mis cumpleaños con mi familia, con amigos y conocidos, y pese a esa melancolía siempre me he sentido muy alegre. Ahora vivo algo muy diferente, y viajando aprendes a relativizar la importancia de la gente que te rodeaba y naturalizar la distancia con los tuyos. Echo mucho de menos a mi gente, pero estoy más que bien, estos 31 los celebro con mi auténtica compañera de viaje, el pasado es un tipo genial que me ha traído hasta aquí, el presente es un sueño hecho realidad y el futuro es un buen amigo por conocer con quien sé que me lo pasaré cojonudamente, porque al final de eso se trata, de pasárselo teta!

Bondi Beach, Sydney.


Miro atrás y no puedo por más que sentirme en paz conmigo mismo, y eso ya es mucho. He sido inmensamente feliz, he querido, he reído, he trabajado mucho y he hecho amigos del alma, he amado, he viajado por medio mundo y siempre he intentado progresar como persona. No sé si lo he conseguido o los daños colaterales que he provocado, pero nunca he dejado de intentarlo y de poner todo mi empeño. El paso de dejarlo todo para dar la vuelta al mundo se lo debo sobre todo a Diana, pero cada día cuando me levanto y me visto, me sigo poniendo mi imaginario sombrero de piel de Indiana Jones. ¿Que por qué?




Cuando tenía unos 10 años compramos en casa nuestro primer reproductor de vídeo VHS, que venía con dos películas de regalo, “James Bond: Operación trueno” con Sean Connery humillando sin saberlo a todos los demás Bond de la historia. Y la que más me marcó, “Indiana Jones y el arca perdida”. El film empezaba con Indi buscando un tesoro en alguna selva perdida del amazonas y no paraba de vivir emocionantes aventuras hasta el final, el hecho de ver la película ya era adrenalina en sí misma. Ése día me prometí vivir mil aventuras en esta vida, y cuando he tenido que tomar alguna decisión en mi vida, lo primero que me pregunto es qué hacer para no defraudar al Pedri pequeño que tenía ganas de vivir la vida como una gran aventura, con selvas, indios, piratas, cascadas y tesoros escondidos, una aventura en la que los buenos siempre ganan y además, se llevan a la hermosa chica de la peli.




Y con ese buenrollismo autoinducido celebramos mi cumpleaños de forma inmejorable, con lo que más nos puede recordar a casa y la familia: Juanmi traía la mochila llena de choricito, jamoncito, lomo y demás spanish delicatessen, y Gon, al que nunca agradeceré lo suficiente su amor y cariño al acogernos en su propia casa, nos sorprendió a todos currándose dos tortillas de patatas de concurso y una tarta dedicada que aún me emociona cuando la recuerdo. Que venga ya ese futuro, por favor! Pero sin prisa que ahora estoy disfrutando del mejor regalo de mi cumple, el presente.




ByPere&Didi.

1 comentario:

  1. El presente es un regalo que se renueva cada día sin que sea necesario hacer nada más que una cosa: vivirlo. ¡Y que cumplas muchos más! ;)

    ResponderEliminar